top of page

Parte Doce: Manejo del Estrés

Parte Doce: Manejo del Estrés

Si eres estudiante, este artículo es para ti.


Te guste o no, el estrés forma parte de la vida cotidiana, y está aquí para quedarse. Las causas pueden ir desde un examen próximo, las vacaciones del mes que viene o la mosca que no para de rondar por tu salón, pero la conclusión es la siguiente: el estrés es inevitable, pero lo que podemos controlar es hasta qué punto nos controla. 


Si la presión de los deberes, el trabajo, las actividades extracurriculares, etc. se te acumulan, echa un vistazo a estos consejos sobre cómo controlar el estrés:

  1. Prioriza tus tareas: Una de las mayores causas de estrés en los estudiantes es no saber administrar el tiempo de forma eficaz. Para evitarlo, haz una lista de todas las tareas que tienes que realizar y, a continuación, priorízalas en función de su importancia y de la fecha de entrega. Esto te ayudará a mantenerte organizado y a reducir la sensación de sentirte abrumado.

  2. Desarrolla buenos hábitos de estudio: Los buenos hábitos de estudio pueden ayudarte a sentir que controlas mejor tu carga de trabajo y a reducir el estrés. Reserva un tiempo específico cada día para estudiar y crea un espacio de estudio tranquilo y cómodo. Acuérdate de hacer descansos regulares para evitar el agotamiento.

  3. Pide ayuda: A veces puedes sentirte estresado porque tienes dificultades con una asignatura o tarea en particular. No tengas miedo de pedir ayuda a tus profesores o compañeros cuando la necesites. Esto no sólo te ayudará a aprender mejor, sino que también reducirá la sensación de estar solo en tus dificultades.

  4. Mantente activo: La actividad física es una forma estupenda de reducir el estrés y mejorar la salud mental. Participa en deportes de equipo o en otras formas de ejercicio que te gusten. Incluso un simple paseo puede ayudarte a despejar la mente y reducir el estrés.

  5. Practica técnicas de relajación: Técnicas como la respiración profunda, la meditación o el yoga pueden ayudarte a reducir el estrés y mejorar tu salud mental. Prueba diferentes técnicas de relajación y encuentra las que mejor te funcionen.

  6. Duerme lo suficiente: La falta de sueño puede aumentar los niveles de estrés y dificultar la concentración en los estudios. Duerme al menos ocho horas cada noche y establece una rutina regular antes de acostarte. 

  7. Cuídate: Por último, lo más importante que puedes hacer para controlar el estrés es cuidarte un poco. Come de forma equilibrada, bebe mucha agua y tómate descansos cuando los necesites. Además, reserva tiempo para actividades que te gusten, como leer, escuchar música o pasar tiempo con tus amigos.


Aunque a veces pueda parecer abrumador, controlar el estrés es una habilidad importante que todo el mundo necesita aprender. Recuerda que el estrés puede ser imposible de evitar, pero no tiene por qué controlarte; toma las medidas adecuadas para demostrarle quién manda y cuídate.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page